La aviación privada está experimentando un crecimiento importante que ha generado una ola de recién llegados este verano, ya que los perfiles mas pudientes buscan alojamientos más exclusivos e intentan evitar la primera clase en aerolínea comercial, y muchos se embarcan en su primer vuelo privado.

1. No sabrá que a menudo está volando en el avión de otra persona

Algunos de los jets privados no son propiedad de las empresas que los ofrecen para vuelos charter. En cambio, las aeronaves son administradas por las empresas de aviación privada, que manejan todos los aspectos del mantenimiento de la aeronave para su propietario, ya sea una celebrity, un hombre de negocios u otra persona con gran patrimonio.

Alquilar el avión a viajeros privados simplemente genera ingresos cuando su propietario no está usando el avión, lo que compensa el costo de poseer un avión. La identidad del propietario a menudo se mantiene en secreto, pero con algunos aviones, como el Boeing Business Jet 737 de Silver Air, propiedad de Tony Robbins, a veces hay ciertos elementos en el avión que pueden revelarlo.

2. Ser flexible puede ahorrarle mucho dinero

Cuando solo una hora en un jet privado puede costar miles de euros, incluso unos pocos minutos de vuelo adicional pueden sumar en la factura final. Utilizar la base de operaciones de la aeronave, incluso si eso significa conducir a otro aeropuerto, puede fácilmente ahorrar miles de euros al ahorrar en costos de reposicionamiento, tasas adicionales de aterrizaje, aeropuerto y combustible adicional.

El ahorro puede ser aún más pronunciado cuando se trata de vuelos de ida o de tramos vacíos (Empty legs), donde un avión ya está programado para volar una ruta determinada y el operador puede vender el vuelo más barato ya que el avión se dirige en ese destino.

Por ejemplo, un viajero que solicita un vuelo de Lanzarote a Barcelona podría coincidir con un avión que vuela de Gran Canaria a Reus. El avión puede reposicionarse fácilmente de Gran Canaria a Lanzarote y luego de Reus a Barcelona, pero probablemente costará más.

Si bien las grandes fortunas no tienen que preocuparse por unos pocos miles de euros adicionales en costos de reposicionamiento, preguntar si es más barato salir de otro aeropuerto de la zona puede ahorrar dinero a los viajeros mas ahorradoras en cada viaje.

3. El invierno viene con elementos para pagar precios más altos

La temporada fría llega con más desafíos para volar un avión, especialmente en las regiones del Norte de Europa. Los aviones que se encuentran a la interperie a menudo acumulan hielo que requiere la aplicación de líquido descongelante, del cual incluso una aplicación puede costar miles de euros, dependiendo del avión, o colocar el avión en un hangar con calefacción, una práctica que es más barata que descongelar, pero también implica un coste mayor. 

Los fríos meses de invierno también vienen con vientos en contra que dificultan volar contra las corrientes en chorro y aumentan el tiempo de viaje de los vuelos en dirección oeste. Sin embargo, pueden acortar los vuelos en la dirección opuesta, pero si el tiempo de vuelo cotizado no coincide con el tiempo de vuelo real, es posible que los viajeros estén recibiendo una factura actualizada. 

4. Lo más barato nunca es mejor que lo mas seguro en aviación privada

Los clientes suelen solicitar el avión más barato y más pequeño que pueda realizar la misión con el objetivo de ahorrar dinero. Si bien lo barato no siempre significa malo, puede significar utilizar un operador menos fiable o aeronaves con peor confort.

Un problema frecuente es que la aeronave experimente problemas mecánicos debido a su antigüedad, lo que la inhabilita para el viaje. Si  no está disponible un avión de respaldo, la siguiente opción de recuperación a menudo puede costar más que el ahorro obtenidos al elegir la opción más barata inicial.

El precio por sí solo no evitará los problemas mecánicos, pero al menos, los viajeros deben asegurarse de volar en un avión con clasificación de seguridad de Argus, Wyvern o IS-BAO, los tres principales reguladores de seguridad para la industria de la aviación privada e insista en utilizar únicamente aviones de operadores fiables.

5. Cuidado con el precio del catering

El catering en avión avergüenza incluso al restaurante más lujoso o estrella Michelín cuando se trata de precios. Un simple pedido de cena puede terminar en cientos de euros de sobre coste, principalmente debido a la prima que incluyen al servicio las empresas de catering que saben que a la mayoría de la clientela de élite de la aviación privada a menudo no les importa el precio. 

En nuestro caso en Wacaf AIR trabajamos con nuestro propio equipo de restauradores galardonados en lugar de un proveedor de catering de aviones, y que los viajeros deben considerar como esfuerzo por nuestra parte, que incluye la involucración de todo el equipo para poder proveer una experiencia única y diferente al resto de operadores.

6. Olvídese de la limusina

Un beneficio importante de usar la terminal privada en los aeropuertos es el estacionamiento gratuito justo afuera de la puerta de la terminal. La mayoría de los aeropuertos también ofrecen la ventaja de conducir un automóvil hasta el avión y tenerlo esperando junto al avión al llegar, lo que hace que la limusina del aeropuerto sea inútil.

A su llegada, más pasajeros de vuelos privados están recurriendo a sistemas como Uber para transportarlos a su destino final a una fracción del costo de una limusina de alta gama. Wacaf Air se diferencia de los demás operadores puesto que contamos con nuestros propios vehículos en nuestras bases sin que su uso represente un coste adicional para usted.

7. Los cargos por WiFi pueden ser muy altos

El WiFi gratuito a bordo se está generalizando en la aviación privada, pero no todos los aviones lo tienen y, por lo general, se limita a vuelos nacionales en rutas terrestres. El WiFi internacional basado en satélites es algo más exclusivo, limitado generalmente a aviones de cabina grande, e incluso si el avión lo tiene, el uso del servicio generalmente supone una tarifa, con cargos de más de $ 10 por megabyte.

Cualquiera con un plan de datos limitado sabe lo rápido que puede consumir el uso de datos.

8. No espere que su avión le espere en viajes prolongados

Las empresas de aviones privados siempre están buscando formas de maximizar los ingresos con sus aviones y eso significa conseguirles tantos viajes como sea posible, incluso cuando ya están de viaje. Un viajero puede alquilar un avión durante el fin de semana para volar el viernes y luego regresar el domingo, dejándolo a la espera el sábado.

A pesar del compromiso con un cliente, algunas empresas no dudan en mantener el avión volando en su día libre. Una buena empresa se asegurará de que no haya lugar para conflictos con el viaje original, al no dejarlo ir demasiado lejos y no agotar la actividad de los pilotos, pero el cliente puede encontrarse en un aprieto si quiere irse temprano y su avión no se encuentra en base esperándole.

9. No todos los pasajeros son bien educados como usted.

Algunos viajeros no aprecian que estén volando en un avión de varios millones de dólares y, en cambio, lo tratarán como un automóvil de alquiler. Los aviones mal tratados, ya sea por pasajeros negligentes o por una mascota que no está educada para volar, son comunes en la industria y los operadores no duden en transferir esos costos al viajero.

Incluso derramar vino tinto puede implicar un enorme sobrecargo de limpieza en la factura al final del vuelo con algunos operadores.

10. Si gasta más de 500,000€ al año en vuelos charter, es hora de considerar invertir en su propio avión.

En cierto punto, ser dueño de un avión se vuelve más rentable que alquilarlo constantemente y la mayoría de los problemas antes mencionados desaparecen. Los propietarios tienen la máxima prioridad cuando se trata de sus aviones y no tienen que preocuparse de que su avión no esté disponible cuando lo necesiten.

Los conocidos como jets privados personales, también está haciendo que poseer un avión sea más asequible gracias a los bajos costos operativos y la tripulación requerida para volar el avión. Los nuevos modelos de Embraer, Cessna, Cirrus, HondaJet, Pilatus y otros están democratizando la propiedad de aviones más allá de la súper élite, manteniendo intactos los lujos de los vuelos privados, aunque siguen teniendo una limitación para este tipo de aeronave; su corto alcance, por lo que deberá de realizar varias paradas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos recomendados

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *